jueves, 12 de febrero de 2009

POESIA MALDITA PARA EL CORAZON SATANICO



El amor nos ha matado

Poesía maldita
para el corazón satánico
te regalo hoy
en el día de los enamorados.


Como cualquier teoría
que explica
la existencia del universo
yo en miles de versos
intento entender
lo complejo del amor
que sentimos
el uno por el otro.

Entre nosotros
este argumento
está hecho
a base de sufrimiento,
tu lo sabes
no necesito
argumentarlo con ejemplos.

Imagina
el romanticismo utópico
que he inventado
para poetizar nuestra relación
llevado a su máxima expresión
en un análisis
del secularismo fundamentalista
como la más importante
argumentación
de la dificultad
para dejarte de amar.

Aun si nos hemos visto
en la necesidad
de profetizar un final
intentando establecer
lo que sería contradictorio
con lo elemental
no existiría
una definición exacta y concreta
del como el amor nos ha matado.

Toda la lluvia
que ha enlodado
el terreno baldío
acaricia suavemente
la piedra llana
en donde ordinariamente
se escriben las letras tristes,
es una de tantas lapidas
que conmemoran la muerte.

Voy caminando
aun estando convaleciente
estoy muy dolido
con mi existencia,
ando semidesnudo
por el callejón
de un pueblo fantasma
creyendo
poder encontrarme
con mi amada.

Sombras de beldad arcana
se aparean
durante las madrugadas,
espíritus de asesinos
así como otros
dementes fallecidos
apabullan mis oídos,
me acompañan
con cánticos y plegarias.

Es habitual
la incertidumbre
dado que existo
en una constante
inestabilidad emocional,
que me lleva
a mundos bizarros
donde están libres
aquellos seres malditos
que me robaron el alma.

Soy adicto a la madrugada
tanto como a soportar
aislamientos autoimpuestos
dentro de los muros de concreto
donde mejor
me desenvuelvo
en la faceta de poeta,
solo así escribo los versos
que lees
con tanta indiferencia.

El dolor se me calma
con una dosis
habitual de pastillas,
primero te escribía por amor
ahora solo es
pura y vil expresión.

Como si fuese
la endocrina emoción
un proceso complejo
relativo al estimulo
en la conducta errante,
con la cual
al final
los recuerdos expresados
dentro de la tristeza escrita
sucumbe
ante el amor inmenso
que antes por ti sentía.

Particularmente
se hacen más
misteriosas mis palabras
cuando comienzo a hablar
sin reservas ni miramientos.

Alimentan con violencia
a la demencia
los moribundos
que aun no han muerto.

En este escenario
con decapitados
buscando
su cuerpo desmembrado,
conforme avanza el reloj
la supremacía
de la oscuridad
ante la luz del día
va desvaneciendo al amor.

Espero que si existe
redención
de el débil ante el poderoso
sea por demás
triunfante y justa.

No le quiero dar prioridad
a ningún deleite lascivo
en particular
dudo de las creencias religiosas
pero no consigo ser ateo,
tampoco me explico
como es que aun creo
en un futuro trágico
donde todos estaremos muertos.

Ya se han vendido
nuestras almas
con el afán
de una nueva era,
seremos esclavos
del señor que gobierna
en las tinieblas.

La lengua se me oscurece
cuando
las oraciones al demonio
le pertenecen.

No me inclino ante ti
en señal de sumisión
ni pienso
seas más poderoso
que el Dios
al que yo solía venerar
solo es por un deseo infructuoso
de conseguir
alivio a mi dolor.

Cada verso
es en si un asesinato
a mis compromisos de vida,
cualquier cosa que sirva
para intensificar
las emociones
es utilizable en la poesía.

Ahora escribiendo
con la angustia sutil
de la perdida
de la ilusión de vivir
espero ser útil
de alguna manera
para que alguien
pueda salir
triunfante
de la soledad
en la que se encuentra.

A decir verdad
la realidad de la vida
es compleja por si misma,
cuantos de nosotros
habiendo amado
el mismo amor
nos ha matado.

Esta situación
no es conveniente
para alguien tan débil
de cuerpo y mente.

Los errores
suelen estar ligados
al exceso de ambición
yo en cambio desconozco
el establecimiento
de vínculos afectuosos
haciendo caso omiso
al amor.

Se me dificulta
romper el silencio
cuando estamos juntos,
me maravillan
tus ojos mirándome
que a diferencia de los míos
existen en luz preciosa
de arco iris.

Tu labios
con el tenue color carmín
deberían ser dibujados
por el pintor más virtuoso
y colgar el cuadro de su obra
en un museo muy famoso.

Al acariciar tu rostro
encuentro respuestas
a un millar de preguntas,
tanta pureza
en tu piel suave y tersa
resplandeciente
así es de maravillosa tu belleza.

El amor nos esta matando
con navajas oxidadas en los labios
cuando nos besamos,
con fuego quemándonos la piel
cuando nos acariciamos.

El amor nos esta matando
lentamente
acercándonos al cenit sexual
mismo que nos da
la bendita oportunidad
de probar
un acto de adoración
en la vida diaria
al profanar tumbas
para ahí dormir juntos.

Estamos libres
de sentimientos
de culpa o de miedo
la tierra húmeda
protege nuestros cuerpos,
esta manera
poco ortodoxa de amar
es un acto quimérico de pasión.

El amor nos ha matado
lentamente
con placer y ternura
es un sombrío erotismo,
pasiones censuradas
a los ojos de Dios.

Desde el amor
hasta la alegría
de la calma
al momento más horrible
en mi vida
en si todo eso
significa estar contigo.

Me has matado
con sutileza
enamorándome,
lograste desaparecer
mi sufrimiento
para después
hacerlo tan inmenso.

Después de tanto amarnos
ahora estamos odiándonos,
no es necesario
envenenarnos entre nosotros,
ya el amor nos ha matado.

Amarte fue realmente hermoso
te convertiste en mi todo,
lastima que el demonio
te haya violado
y preferiste quedarte
en sus brazos
si supieras cuanto dolor
me causaste.

La persistencia
en una falsa creencia
pudo limitar los alcances
en nuestra relación.

Me duele tanto
la decisión de separarnos
también es imposible refutar
que yo siempre te quise salvar
de este ruin comportamiento.

Si alguna vez me enamore
de lo bipolar en tu personalidad
lamento haber alentado
tanto tu conducta
al grado que destrozo
nuestra vida.

El amor es la muerte
tu me mataste sutilmente
de forma inmediata
con solo besarme,
antes al sonreírme
te hiciste dueña
para siempre de mi corazón.

Halle un paralelismo astral
en los lunares
que solo pueden ver
quienes comparten
momentos contigo de intimidad.

Como ha sido siempre
tu cuerpo de mujer
es divinidad,
como ha sido siempre
el amar significa
para mi tu nombre.

Espero seas feliz,
durante toda tu vida
espero disfrutes de la muerte
ojala nunca nos volvamos a ver
solo somos capaces
de dañarnos más.

En forma de sueños o lapsos
de síntomas neuróticos
el estimulo reflejaría
de vez en cuando
en mi rostro
una sincera sonrisa,
la verdad es que estoy
tan deprimido.

Le tengo miedo
hasta las cosas
que yo mismo
se que no tienen
ningún sentido lógico
todo esto,
se hace cada vez más doloroso.

Estaba lidiando
con el dualismo en mis ideas
escribiendo
un poema infectado de amor,
mi corazón se murio,
sucedio en un intrascendente instante,
victima de ti.

Cuando la luz
subsista ante la oscuridad
nos maravillaremos
con la vida eterna.

Es por eso
que yo te prometo
si el amor nos condena
la muerte misma
nos impulsa
hacia horizontes
muy distintos del paraíso,
dime si estas dispuesta
a cruzar el infierno conmigo.

Tendremos más percances,
sufriremos eso es indudable
nos quedaremos
sin sangre en las venas.

Dime si estas preparada
para el terror
más prodigioso que conozcas,
saciaremos nuestras perversiones,
sucumbiremos ante la lujuria,
habrá lluvia acida
embadurnando las lapidas,
estaremos nosotros
encima de las tumbas
donde descansan
nuestros ancestros.

Faltan escasos momentos
para que otra vez
te de un beso,
la muerte nos ha enamorado
el amor nos ha matado
cual es la diferencia?
tenemos la eternidad
para averiguarlo.




Deja tu comentario desde facebook